Buscar

¡Cuidado! Alarma de Seguridad instalada

Hola, reclusos. Os hablamos de nuevo desde el sanatorio de Arkham para explicaros como funciona uno de los elementos más importantes del juego: el Panel de Control.




El panel de control es el componente que representa la evolución de la partida y sus consecuencias. Si nos fijamos en su composición podemos observar varias partes destacadas que explicaremos a continuación.

Lo primero que nos llama la atención son unas casillas de colores que van ascendiendo y cambiando de color tras 6 casillas iguales. Este es el Nivel de Alarma. Empezaremos la partida en el nivel más bajo, es decir el Nivel Verde, y se irá aumentando según hagamos acciones como movernos o combatir.

Al llegar al Nivel Amarillo, los oponentes que estén en juego tendrán más ventaja cuando te ataquen. Además, en este nivel se añadirán Oponentes más fuertes al Mazo de Oponentes.

Si el Nivel de Alarma sigue subiendo acabará llegando al Nivel Rojo y aquí es cuando las cosas se ponen realmente serias pues en el momento en que el contador llegue a este nivel, ¡Batman entrará al juego! Y si El Murciélago aparece en una sala con un Super-Villano, ¡habrá un combate en ese mismo momento!

Como aclaración diremos que, si Batman se encuentra dentro del juego, aunque el nivel de alarma bajase al nivel Amarillo o al Verde, este no desaparecerá. Para eliminarlo del juego necesita ser vencido por un jugador. Pero si esto ocurre, no creas que puedes bajar la guardia. Batman volverá a aparecer tan pronto como se vuelva a alcanzar el Nivel Rojo.

Por último, si el marcador del Nivel de Alerta llega hasta la última casilla del Nivel Rojo, los jugadores pierden la partida automáticamente.

Una vez visto esto, podemos fijarnos que al fondo del panel de control hay unos números consecutivos del 1 al 10. Estos números representarán la ronda en la que se encuentran los jugadores.


Cada vez que todos los jugadores hayan terminado sus Puntos de Acción y hayan resuelto sus Cartas de Evento, se terminará el turno y comenzará uno nuevo. Estos turnos son representados en estos números para poder llevar la cuenta con más facilidad, eso sí, debemos de estar atentos pues si los turnos se acaban también se terminará la partida y todos los jugadores habrán perdido.

En medio de estos elementos se encuentran dos huecos. Uno es para colocar los marcadores de Logros obtenidos por los Super-Villanos. El otro es para colocar la Carta de Batman.

La Carta de Batman nos mostrará la información necesaria para enfrentarnos al Murciélago cuando haga acto de presencia. Para ello, cuando sale, se roba una carta de Batman de su mazo y se coloca en el Panel de Control para que esté disponible para todos los jugadores mientras Batman esté en juego.

Estos son todos los componentes del panel de control. ¿Os veis capaces de ser tan astutos como para mantener el Nivel de Alarma bajo y conseguir así que Batman no aparezca en el manicomio? Descúbrelo en Batman: Escape From Arkham Asylum, disponible en Kickstarter el 26 de octubre y ¡SE MALO!